MyBodyMen Español

Eyaculación Precoz - Ejercicios y otros Tratamientos

Sufrir de eyaculación precoz es terrible. Es extremadamente frustrante no poder aguantar el orgasmo hasta que la mujer alcance el suyo. Es muy frustrante para un hombre saber que ha decepcionado a su pareja por no ser capaz de aguantar la eyaculación un poco más, porque sabes bien que un mal rendimiento en la cama no es lo que ella espera de ti.

Si no buscas un buen tratamiento para la eyaculación precoz estás cometiendo un gran error. Un mal desempeño en el sexo puede traerte serios problemas en tu relación y en tu vida en general. Pero la buena noticia es que la eyaculación precoz tiene tratamiento.

La eyaculación precoz provoca mucho estrés e inseguridad en el hombre y en su pareja, ya que no permite a ninguno de los dos disfrutar del acto sexual de forma adecuada.

Eyaculación PrecozEl hombre se siente insatisfecho por no poder mantener las sensaciones durante el tiempo necesario y su pareja se siente igualmente insatisfecha por no poder llegar al orgasmo.

Es muy común que los hombres que sufren de eyaculación precoz cuestionen su masculinidad y pierdan la confianza en la cama. Se sienten aprensivos, con una mezcla de frustración y humillación, por no poder completar el acto sexual y es probable que su pareja sufra en silencio para no aumentar aún más la frustración de su hombre y así agravar aún más el problema.

Aunque es muy común que los hombres sufran episodios esporádicos de eyaculación precoz, mientras no sean frecuentes no son motivo de gran preocupación. Sin embargo, el tiempo relacionado con lo que se puede considerar eyaculación precoz es muy polémico, ya que un mismo hombre puede eyacular en diferentes lapsos de tiempo en diferentes encuentros sexuales, con diferentes parejas o incluso con la misma pareja.

Los médicos han estipulado que la eyaculación precoz se produce cuando el hombre eyacula con demasiada frecuencia en menos de dos minutos tras la penetración, o bien cuando el número de movimientos es inferior a 10 ó 15 antes de la eyaculación. Si una de estas cosas ocurre muy a menudo, se puede considerar que el hombre sufre de eyaculación precoz.

Las causas de la eyaculación precoz.

Aunque la eyaculación precoz es un problema que se produce en cualquier edad, es mucho más frecuente en los jóvenes. La razón parece estar relacionada con la inexperiencia y la consiguiente ansiedad, y los patrones que se producen en sus primeras relaciones.

Las primeras relaciones suelen ser una mezcla de excitación y ansiedad, y a menudo se realizan en lugares donde hay cierta prisa por el miedo de ser " sorprendido en el acto".

La mayoría de las veces, estas primeras relaciones van acompañadas de un fuerte temor sobre el rendimiento - el deseo de hacer las cosas bien - en lugar de centrarse en el placer y la experiencia en sí, lo que lleva a la eyaculación rápida.

Esto acaba siendo un problema para el joven, que se siente frustrado, y en la próxima ocasión la creciente ansiedad aumenta aún más la posibilidad de que se produzca la eyaculación precoz. Cuando ocurre repetidamente se puede crear un patrón, un patrón que puede continuar en la edad adulta si no se trata adecuadamente.

La ansiedad provocada por otros problemas sexuales también puede ser una de las causas de la eyaculación precoz. Cuando el sexo se centra más en el rendimiento que en el placer, conseguir controlar la eyaculación puede ser muy difícil, por lo que es mejor que te centres en recibir y dar placer a tu pareja más que en el rendimiento.

Los hombres que sufren de disfunción eréctil también pueden desarrollar la eyaculación precoz, ya que están muy ansiosos por el rendimiento - cómo conseguir y mantener una erección - y esto conduce a una eyaculación más rápida. Cuando se instala un patrón relacionado con este problema es muy difícil revertirlo.

Tratamientos para la eyaculación precoz.

Tratamientos para la eyaculación precozLos numerosos métodos de tratamiento que se presentan como "curas" para la eyaculación precoz son una prueba de la importancia de este problema para los hombres. La mayoría de los hombres creen que eyaculan demasiado rápido para satisfacer plenamente a su pareja.

Independientemente de que la eyaculación precoz se beneficie de un diagnóstico clínico, no puede considerarse una enfermedad o dolencia, sea cual sea su causa.

Tanto si su causa es física como psicológica, los tratamientos para la eyaculación precoz incluyen terapia conductual, asesoramiento psicológico y remedios naturales.

Probablemente la opción más popular para prevenir la eyaculación precoz son los suplementos que utilizan sólo ingredientes 100% naturales. Se han vuelto cada vez más populares a medida que las empresas mejoran sus fórmulas para obtener mejores resultados.

De hecho, estos suplementos se utilizan no sólo para tratar la eyaculación precoz, sino para muchos otros problemas sexuales, como para aumentar las erecciones y agrandar el pene. Sin embargo, si quieres sacar el máximo provecho de estos productos tienes que estudiar su composición y asegurarte de elegir un suplemento eficaz y seguro que sea 100% natural.

Ejercicios para la eyaculación precoz.

Existen algunos ejercicios para controlar la eyaculación precoz que puedes realizar solo y/o cuando tienes relaciones sexuales con tu pareja.

Los ejercicios pueden servir para muchas cosas, incluso para ayudar a resolver problemas sexuales. Si tienes un cuerpo débil necesitas hacer ejercicios para ganar peso y músculos. Si estás gordo tienes que hacer ejercicios para perder peso, pero la mayoría de los hombres no ven la eyaculación precoz como un problema que también se puede tratar con ejercicios, pero los ejercicios son una forma de eliminar la eyaculación precoz de forma natural.

Otra cosa es que necesitas controlar tu excitación para poder controlar la eyaculación precoz. Uno de los trucos más utilizados en el acto sexual para retrasar la eyaculación es pensar en otras cosas no relacionadas, como un problema monetario o una dificultad en el trabajo. Esto te permite bajar la excitación y aguantar más tiempo.

Otro truco es controlar la respiración, respirar lenta y profundamente permite controlar la eyaculación precoz.

Otra forma es buscar las posiciones que te permitan tener más control sobre la eyaculación. Se trata de probar diferentes posturas y luego intentar ceñirse a aquellas que te permitan tener un mayor control y que además sean del agrado de tu pareja.

Ejercicios para la eyaculación precozPero si todavía no puedes aguantar lo suficiente, puedes hacer un sencillo ejercicio que fortalecerá los músculos del pene y te dará más control. Consiste en que cuando estés casi en la hora H interrumpas el sexo y aprietes tu pene justo debajo del grande, hasta que dejes de sentir las contracciones. Normalmente, unos 15 segundos son suficientes.

Luego puedes continuar y, si es necesario, repetir el proceso. Aunque este ejercicio se suele realizar durante el sexo, es posible hacerlo solo, mediante la masturbación, hasta que se aprenda a hacerlo en el momento adecuado. Esto fortalecerá tu pene y te permitirá controlar mejor la eyaculación precoz de forma natural.

Ejercitar el músculo PC es otra forma natural de deshacerse de la eyaculación precoz. El músculo pubococcígeo, o músculo PC, es un músculo en forma de hamaca que se encuentra en ambos sexos y que se extiende desde el hueso púbico hasta el cóccix (coxis) formando el suelo de la cavidad pélvica y sosteniendo los órganos pélvicos.

Este músculo se conoce a veces como el músculo del suelo pélvico porque sostiene la vejiga, el intestino y, en el caso de las mujeres, también el útero. Este es el músculo que puede detener el flujo de la orina. Cuando se orina y se interrumpe el flujo de la orina, se está trabajando con el músculo pubococcígeo para interrumpir el flujo de la orina.


¿Cómo fortalecer el músculo PC con ejercicios?

Fortalecer el músculo PC con los ejercicios conocidos como Kegel, que llevan el nombre de su creador, el Dr. Arnold Kegel, beneficia tanto a las mujeres como a los hombres. Básicamente, hay 3 niveles de ejercicios de Kegel, dependiendo de la experiencia que tengas:

1) - Finge que estás orinando y trata de detener el flujo con una rápida contracción muscular. Intenta mantener los músculos abdominales así como los muslos relajados y concéntrate sólo en el músculo pélvico. Mantenlo durante 2-3 segundos y suéltalo. Haz esto durante 20 veces al día, 3 veces a la semana.

2) - Después de unas semanas, deberías sentirte cómodo aumentando a 4-5 segundos en lugar de 2-3 segundos, y aumentar a 50 repeticiones diarias. Una vez que lo consigas, sabrás cómo apretar el músculo del pene y del esfínter del ano por separado o al mismo tiempo.

3) - Realiza tus ejercicios de Kegel mientras tienes relaciones sexuales con tu pareja, es incluso divertido si ambos estáis abiertos a ello. El hombre tiene una erección y penetra a la mujer, entonces flexiona su músculo PC, ¡y ella flexiona el suyo!

Consigue una erección, penetra a tu pareja y mantén relaciones sexuales con normalidad hasta que estés cerca del orgasmo, entonces empieza a contraer el músculo hasta que el pene esté flácido, y vuelve a empezar.

¡Sería divertido que tu pareja te ayudara de alguna manera con este entrenamiento! Si no eres capaz de manejar este ejercicio, entonces tienes que practicar durante más tiempo los que he enumerado antes.

Conclusión:

Una de las formas más sencillas de controlar la eyaculación precoz, es utilizar algunos de los trucos o ejercicios anteriores y tomar un suplemento específico para este problema.

Los remedios químicos no son aconsejables porque a menudo pueden acarrear complicaciones sexuales, como problemas para conseguir una erección. Pero para controlar la eyaculación precoz se puede utilizar un remedio natural, a base de extractos de plantas, sin temor de efectos secundarios. Hay varios en el mercado, pero nuestra preferencia va sin duda al suplemento que indicamos al final de esta página.

Por último, debes recordar que la eyaculación precoz no es una condición permanente. Todos los hombres eyaculan de forma diferente en distintos encuentros sexuales, por lo que el momento a considerar como eyaculación precoz es muy discutible.

Hay hombres que eyaculan en menos de un minuto en algunos encuentros y tienen periodos prolongados en otros, por lo que el término eyaculación precoz es muy relativo.

Para determinar si un hombre sufre de eyaculación precoz, es necesario preguntarse si sus expectativas y/o las de su pareja son realistas y si la eyaculación se produce en menos de tres minutos tras la penetración.

También es importante tener en cuenta que las mujeres no alcanzan el orgasmo automáticamente debido a un coito prolongado. También hay que tener en cuenta que muchas mujeres pueden llegar al orgasmo más fácilmente a través de la estimulación manual u oral que a través del coito.

 
Artículos Relacionados