MyBodyMen Español

Eyaculación Precoz – qué es y cómo tratarla

La eyaculación precoz puede aparecer repentinamente y es un trastorno sexual muy común. En una encuesta realizada a hombres europeos, más del 20% afirmó sufrir o haber sufrido de eyaculación precoz, y se estima que estas cifras son bastante inferiores a la realidad.

También se ha comprobado que es mucho más frecuente en los hombres jóvenes, lo que no es de extrañar, ya que la eyaculación precoz tiende a disminuir con la edad, a medida que los hombres adquieren experiencia y disminuye la ansiedad por el rendimiento.

Eyaculación PrecozLos hombres mayores tienen un mejor control de la eyaculación por regla general, sin embargo, la misma investigación reveló que muchos hombres de mediana edad también sufren de esta condición, pero aquí el problema ya está relacionado con el esfuerzo o el miedo a de perder la erección, lo que hace que se estimulen más y luego pierdan el control más fácilmente.

Esa expresión en los ojos de su pareja cuando no puede aguantar el tiempo necesario para que llegue al orgasmo es una de las cosas más embarazosas que experimentan los hombres en su vida sexual.

Aunque el sexo no es lo único importante en una relación, es vital, y cuando un hombre siente que no puede satisfacer a su pareja es un grave problema en la relación y en la autoestima de cualquier hombre.

El tratamiento para la eyaculación precoz es algo que cualquier hombre que tenga este problema, ya sea joven o mayor, busca desesperadamente. Pero entonces, ¿qué causa la eyaculación precoz? ¿Los remedios naturales ofrecen alguna solución para controlar la eyaculación?

¿Qué causa la eyaculación precoz?

No hay una sola causa, sino una combinación de factores. Muchos apuntan a la ansiedad como causa principal, pero también puede ser un exceso o defecto de excitación o tensión muscular. Sólo uno, o ambos juntos, son la causa de la mayoría de las veces.

Todos los hombres han experimentado episodios de eyaculación precoz en algún momento. Eyacular demasiado rápido puede ser embarazoso para el hombre, que se siente terriblemente decepcionado y carece de confianza para conseguir nuevas parejas sexuales.

El resultado puede ser devastador tanto para el hombre como para la mujer implicada. Hay varios factores que pueden contribuir a este problema, como la ansiedad elevada, los problemas de salud, la fatiga y otras condiciones psicológicas.

La causa real de la eyaculación precoz es difícil de definir. Aunque la mayoría de las veces las causas son psicológicas, algunos médicos abogan por una interacción entre causas psicológicas y físicas.

Algunos factores físicos como niveles elevados de hormonas, niveles anormales de neurotransmisores cerebrales o problemas de la tiroides, la próstata o la uretra también pueden estar en su origen.

Una de las causas que puede provocar la eyaculación precoz es un desequilibrio hormonal; por lo general, un alto nivel de testosterona cuando el hombre es joven. Pero si tiene problemas en su relación, u otros problemas que afectan significativamente a su vida, también se hace más difícil concentrarse en el acto y ser capaz de controlar la eyaculación.

Algunos hombres tienen la cabeza del pene muy sensible y esto hace que lleguen al orgasmo mucho más rápido.

¿Qué causa la eyaculación precoz?Respirar demasiado rápido también puede ser responsable. Esto a menudo se pasa por alto y no debería ser así. Cuando nuestra respiración es más rápida, tomamos más oxígeno, lo que a su vez aumenta el ritmo cardíaco y la presión arterial, incrementando la excitación. Si controlas tu respiración lograrás un mayor control físico y emocional sobre la situación.

La eyaculación precoz se atribuye con mayor frecuencia a los hombres jóvenes debido a su falta de experiencia, pero aunque los hombres jóvenes, con poca experiencia sexual, son el principal grupo que sufre esta condición, no es el único. Muchos hombres mayores, con mucha experiencia, también sufren con este problema y les resulta bastante difícil superarlo.

A veces, los hombres que con la edad empiezan a tener cada vez más dificultades para lograr y mantener una erección, también tienden a sufrir de eyaculación precoz porque hay una "prisa psicológica" por terminar el acto antes del fracaso.

Sin embargo, la mayoría de los hombres que padecen esta enfermedad también sufren problemas de ansiedad, ya sea por cuestiones sexuales o de otro tipo.

Cuando un hombre está mucho tiempo sin tener relaciones sexuales, y consigue una nueva pareja, también corre el riesgo de decepcionar a su pareja con la eyaculación precoz, debido a la ansiedad con su rendimiento sexual.

Cuando la eyaculación precoz se convierte en un problema el hombre empieza a sufrir con la ansiedad, debido a la preocupación por su rendimiento sexual, y acaba entrando en una espiral que sólo agrava el problema.

Muchos hombres que sufren de eyaculación precoz se sienten avergonzados y no saben qué hacer. Y cuando están con una mujer con la que ya ha ocurrido antes se ponen aún más tensos. Por eso, este problema sexual, muy embarazoso para cualquier hombre, debe ser hablado y tratado inmediatamente.

Cuando estamos conscientes de que sufrimos de eyaculación precoz toda esa excitación seguramente contribuirá a agravar aún más el problema y hará que mientras más pensemos en ello y tratemos de evitarlo, más pronto termine sucediendo.

Tratar de eliminar esa excitación concentrándose en los juegos previos es la solución. Al provocar más placer a la mujer, si se produce la eyaculación precoz, ya no será tan importante, además de que te ayuda a controlar tus sensaciones, tu respiración y a mejorar el control de la eyaculación.

No debes hacer la penetración hasta que sientas que tienes un control razonable, y si durante el sexo sientes que pierdes el control, detente, acércate un poco más, cambia de posición y cuando vuelvas a estar más controlado, vuelve a empezar. Por supuesto, todo esto hecho en conjunto, con la cooperación de tu pareja, es más fácil de lograr resultados.

Tratamientos para la eyaculación precoz.

Los remedios y técnicas que retrasan la eyaculación pueden aliviar este problema y mejorar considerablemente las relaciones sexuales para ti y tu pareja. Para la mayoría de los hombres, una combinación de ambos ofrece los mejores resultados.

Muchos terapeutas recomiendan algunas técnicas sencillas pero eficaces que puedes practicar solo o con la ayuda de tu pareja, mientras tomas un suplemento oral que te ayude a combatir esta situación tan embarazosa.

Técnicas más comunes para tratar la eyaculación precoz:

Si pruebas estas técnicas y te mantienes relajado, verás que podrás controlar la eyaculación precoz más fácilmente.

Existen varios productos y técnicas que pueden ayudarte a resolver tu problema de eyaculación precoz. Entre ellas se encuentran las cremas para desensibilizar el pene y las pastillas para combatir la ansiedad y mejorar el rendimiento sexual, para que tengas más confianza.

Medicamentos para la eyaculación precoz.

Hay quienes utilizan varios medicamentos que no están concebidos para el tratamiento de la eyaculación precoz, como los remedios para el dolor y para la depresión.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que aunque estos medicamentos sean eficaces para controlar los síntomas de la eyaculación precoz, tienen efectos secundarios que pueden ser peligrosos. Y como son aditivos, acabas resolviendo un problema pero te quedas con otro potencialmente peor en las manos.

Cremas para la eyaculación precoz.

Las cremas para tratar la eyaculación precoz tienen ingredientes que disminuyen la sensibilidad del pene y ayudan a retrasar la eyaculación. Aplicadas justo antes del coito, estas cremas, conocidas por reducir la sensibilidad del pene, pueden retrasar considerablemente la eyaculación.

Sin embargo, estas cremas tienen el efecto negativo de que también pueden disminuir la sensibilidad de la mujer, retrasando su orgasmo, lo que empeorará el problema. Además, al eliminar la sensibilidad del pene, las cremas reducirán en gran medida el placer del hombre, lo que tampoco es una solución muy agradable.

La eyaculación precoz tiene cura.

La eyaculación precoz es curable, pero los métodos difieren de un hombre a otro.

La eyaculación precoz tiene curaEl hombre joven, con poca experiencia, puede obtener resultados más fácilmente, ya que puede aprender a controlar mejor la eyaculación, especialmente si tiene una relación fija, probando diferentes técnicas y productos.

Pero el hombre mayor, que sigue teniendo orgasmos demasiado rápidos, tendrá más dificultades para superar este problema, principalmente en lo que se refiere al aspecto psicológico. Sin embargo, siempre es posible controlar la eyaculación precoz mediante trucos psicológicos o físicos y/o un suplemento que reduzca la ansiedad y la sensibilidad del pene.

Para aquellos que no pueden controlar la eyaculación precoz sin ayuda, los remedios naturales son la solución ideal, ya que cuando se trata de nuestro órgano hay que tener cuidado con lo que hacemos, y el uso de ciertos productos químicos y/o anillos y otras soluciones no naturales, no es nada recomendable.

Lo mejor es utilizar un buen suplemento, que reduzca la ansiedad y la sensibilidad del pene y así poder controlar la eyaculación más fácilmente. Aunque la eyaculación precoz es un problema frustrante, la medicina natural tiene bastante éxito en el tratamiento de esta condición.

Existen algunos suplementos en el mercado, como el que recomendamos en el enlace más abajo, que permiten controlar la eyaculación precoz de forma eficaz. Es un producto natural que contiene únicamente extractos de plantas que permiten prolongar el tiempo que se tarda en alcanzar la eyaculación.

También tienen en su composición otros ingredientes naturales que permiten mantener un mejor control sobre la erección, permitiendo así a los hombres durar más tiempo en la cama sin tener que sacrificar la calidad de la erección y su placer.

Conclusión:

Aparte de los suplementos y las técnicas aquí tratadas para tratar la eyaculación precoz, hay otras cosas que pueden ayudar. Puedes hacer otras cosas que mejoren tu capacidad y confianza. Tienes que ir a un gimnasio si no estás en forma, y buscar posiciones sexuales que te favorezcan.

Algunas posiciones clásicas, como la del misionero, tienden a llevar más presión sanguínea a la cabeza del pene y hacen que los músculos se contraigan más, por lo que poner a tu pareja encima puede ser una buena forma de retrasar la eyaculación.

Aborda este problema desde varios ángulos, ya que todo el tiempo y el dinero invertidos en resolver este humillante problema se aprovecharán cuando empieces a disfrutar de una vida sexual plena.

Buscar una opción de tratamiento es indispensable para mantener una relación sexual sana. No dejes de hacerlo. La eyaculación precoz tiene cura.

Nada destruye la confianza de un hombre como la eyaculación precoz. Por eso, todo lo que pueda enseñar a un hombre a lidiar con la eyaculación precoz siempre recibe mucha atención, pero seguro que puedes diferenciar la información que es correcta de la que no lo es. No te dejes engañar por promesas milagrosas.

 
Artículos Relacionados