MyBodyMen Español

Los Mejores Tratamientos para la Eyaculación Precoz

¿Qué es la eyaculación precoz?

La eyaculación precoz se produce cuando el hombre alcanza el orgasmo incluso antes de la penetración sexual, o menos de uno o dos minutos después de la misma. No hay un momento determinado en el que un hombre deba eyacular durante el coito, pero si eyacula y pierde la erección demasiado pronto, tanto él como su pareja pueden sentir que no hay tiempo suficiente para disfrutar de la relación.

Puede ser frustrante e incluso embarazoso, pero la eyaculación precoz es un problema común en los hombres. Se calcula que más del 30% de los hombres la padecen en algún momento de su vida, sobre todo cuando son jóvenes a ansiosos (en las primeras citas). Por lo tanto, ten en cuenta que no es algo que deba preocuparte demasiado si sólo ocurre ocasionalmente.

Causas de la eyaculación precoz y factores de riesgo

Causas de la eyaculación precozLa causa principal que lleva a un hombre a tener eyaculación precoz no se conoce realmente, ya que hay múltiples causas que pueden provocar problemas de eyaculación precoz a un hombre. Pero algunos estudios apuntan a que la química de su cerebro puede ser, al menos en parte, la razón de este problema. Los hombres que tienen niveles bajos de la sustancia química cerebral serotonina tienden a eyacular más rápido.

Hay varios factores que pueden contribuir en gran medida para causar problemas de eyaculación precoz, y aunque no todos tienen la misma importancia aquí están los principales:

Los factores emocionales más relacionados con la eyaculación precoz son:

Los factores más relacionados con la eyaculaciónAunque la mayoría de las veces la eyaculación precoz se debe a problemas psicológicos, también hay algunas condiciones físicas que pueden provocar la eyaculación precoz.

Los factores físicos más relacionados con la eyaculación precoz son:

Diagnóstico de la eyaculación precoz

Su médico probablemente empezará preguntándole si siempre ha tenido el problema o si la eyaculación precoz empezó recientemente. Probablemente le preguntará sobre su vida sexual y sus relaciones, pasadas y presentes, para intentar determinar la causa más probable. También es posible que le solicite algún examen físico.

Si su médico cree que la eyaculación precoz se debe a problemas emocionales, puede aconsejarle que recurra a un psicólogo, un profesional de la salud mental que trabaja con personas que tienen problemas sexuales.

Si cree que la causa es un problema físico, puede recomendarle que recurra a un urólogo, un médico especializado en las enfermedades que afectan al sistema urinario y sexual, para que lo examine.

Tratamientos y remedios caseros para la eyaculación precoz

Tratamientos y remedios caseros para la eyaculación precozLa mayoría de los hombres utilizan algunas técnicas conductuales conocidas, que suelen ayudar a controlar la eyaculación con cierto grado de eficacia. Aquí están los más comunes:

Parar y volver a empezar – Usted o su pareja estimulan el pene hasta que sienta que está a punto de llegar al orgasmo. En ese momento, detenga la estimulación durante unos 30 segundos o hasta que pase la sensación de querer eyacular. A continuación, reanude la estimulación de nuevo. Deberá repetir este proceso tres o cuatro veces antes de permitirse eyacular.

Apretar la cabeza – Esto funciona de la misma manera que el método anterior de parar y volver a empezar. Pero, cuando sientes que realmente estás llegando al orgasmo, casi en el último momento, tú o tu pareja apretáis la cabeza del pene hasta que pierde la erección. Repite este tratamiento tan eficaz contra la eyaculación precoz unas cuantas veces antes de permitirte eyacular.

Pensamientos extraños al acto – Algunos hombres pueden controlar la eyaculación precoz pensando en otra cosa durante el sexo, como un partido de fútbol, una película, un problema de trabajo o incluso un problema de aritmética.

Esto es bueno para satisfacer a tu pareja, pero la verdad es que pierdes gran parte del placer que podrías disfrutar, al no disfrutar del acto en sí.

Fortalecer los músculos del suelo pélvico – Los músculos del suelo pélvico contribuyen a veces para la aparición de la eyaculación precoz debido a su incapacidad para controlar el flujo de semen. Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a fortalecerlos mediante contracciones voluntarias.

Fortalecer los músculos del suelo pélvicoEncuentre los músculos adecuados para apretar, deteniendo la orina a mitad del flujo. Coloque la mano entre el pene y el ano y sujételos firmemente durante unos segundos, luego suéltelos. Hazlo 20 o más veces, al menos tres veces al día. Lo ideal es que puedas hacerlo más de 100 veces a lo largo del día.

Al principio es difícil controlar los músculos correctos y hay que encontrarlos con la mano, pero después de algún tiempo practicando serás capaz de contraerlos sin la ayuda de la mano. Sólo con el pensamiento, y luego puedes hacerlas a lo largo del día, siempre que estés parado: viendo la televisión, descansando o incluso en el trabajo. Una vez que puedas controlar y detener la orina sólo con el pensamiento, es probable que puedas hacerlo también con el semen, cuando estés a punto de eyacular.

Masturbación – Algunos hombres dicen que masturbarse unas horas antes del sexo les ayuda a mantener el control durante el coito porque ya no están tan excitados. Pero ten en cuenta que esto sólo funciona bien con los hombres jóvenes y normalmente al principio de la relación, ya que se excitan mucho cuando llega el momento del sexo.

En hombres mayores y en relaciones estables es muy probable que este tipo de tratamiento para la eyaculación precoz te haga perder la erección, o al menos las ganas, cuando llegue el momento.

Complicaciones de la eyaculación precoz

La eyaculación precoz es uno de los problemas que los hombres enfrentan y que a menudo se pasa por alto, convirtiendo su vida y la de sus parejas en una miseria, cuando es posible superar este problema con tratamientos caseros. Consulta el sistema que recomendamos en el banner más abajo.

Si tu relación se ve afectada por la eyaculación precoz, hablar del problema es el primer paso importante. Lo primero es hablar abiertamente con tu pareja para que ambos intentéis encontrar el mejor tratamiento posible. Su ayuda puede ser vital para conseguir curar la eyaculación precoz.

Un consejero de relaciones o un terapeuta sexual también pueden ayudar.

Si una mujer está intentando quedarse embarazada, este problema también puede dificultar la creación de una familia, ya que los espermatozoides no pueden llegar al óvulo para fecundarlo. Un especialista en fertilidad puede hablar con usted y su pareja sobre otras opciones de tratamiento para este caso concreto.

La eyaculación precoz suele provocar problemas de ansiedad, estrés e incluso depresión. En estos casos se crea un círculo vicioso que puede afectar a tu deseo sexual y a tu rendimiento en varios aspectos. Cuando esto ocurre es muy importante romper este círculo vicioso, que hará que tu problema sea cada vez peor.

 
Artículos Relacionados