MyBodyMen Español

10 Sencillos Trucos para Perder Peso y Mantenerse Delgado

Por supuesto que se puede perder peso rápidamente. Hay muchas dietas de moda que funcionan para perder peso rápidamente, pero que te dejan con hambre y con privaciones. Pero, ¿de qué sirve perder peso para volver a recuperarlo una vez que se deja la dieta?

Perder Peso y Mantenerse DelgadoPara perder los kilos y mantenerse delgado, lo mejor es perder peso lentamente. Y muchos expertos dicen que puedes hacerlo sin necesidad de una "dieta". En cambio, la clave para una pérdida de peso sostenible es realizar sencillos ajustes en el estilo de vida y la dieta.

Perder peso requiere mucha dedicación, así que si ya has pasado por el proceso para alcanzar tu objetivo de peso, ¿realmente quieres volver a hacerlo? No lo creo. Probablemente quieres perder peso de forma permanente.

Así que sigue adelante y felicítate por todo lo que ya has conseguido. Pero ya que estás en este punto, ¿por qué no empiezas a pensar en cómo vas a mantenerte delgado a largo plazo?

Un kilo de grasa equivale a 7700 calorías. Si se reducen sólo 500 calorías al día mediante modificaciones en la dieta y el ejercicio, se puede perder aproximadamente un kilo por quincena. Si sólo necesitas mantener tu peso actual, reducir poco más de 100 calorías al día es suficiente para evitar los kilos de más que la mayoría de los adultos ganan cada año.

Para ayudar a que esto sea posible, aquí hay algunos consejos sencillos sobre cómo perder peso y mantenerlo de forma permanente. Escoge algunos consejos para perder peso de forma permanente de la siguiente lista, cúmplelos como si fuera tu trabajo y prepárate para mantenerte delgado de por vida.

1) - Desayunar todos los días ayuda a perder peso.

Un hábito que es común a casi todas las personas que han perdido peso y se mantienen delgadas es tomar un buen desayuno todos los días. Muchas otras personas piensan que saltarse el desayuno es una buena manera de reducir las calorías, pero normalmente acaban comiendo más a lo largo del día y siguen sin perder peso.

Varios estudios demuestran que las personas que desayunan tienen un IMC más bajo que las que saltan el desayuno, y rinden más, tanto en la escuela como en el trabajo. Son más activos, lo que les ayuda a perder peso.

Si es de tu agrado, prueba un tazón de cereales integrales con fruta y lácteos bajos en grasa para empezar un día nutritivo y más productivo.

Si quieres saltarte una comida salta la merienda, que es una comida superflua.

2 - Coma más verduras para mantenerse delgado.

Comar verduras para mantenerse delgadoComer muchas frutas y verduras bajas en calorías y con un alto volumen de satisfacción elimina los antojos de otros alimentos más ricos en grasas y calorías.

Prueba a empezar la comida o la cena con una ensalada de verduras o un plato de sopa a base de caldo antes de la comida principal. No es tan difícil. Abastece tu cocina con muchas frutas y verduras y, en cada comida, incluye unas cuantas raciones de ellas, y tu dieta se verá enriquecida con vitaminas, minerales, fitonutrientes y fibra saludable, lo que te ayudará a perder peso sin mucho esfuerzo.

Si te llenas de productos nutritivos y saludables, no tendrás la tentación de coger el bote de galletas y otros alimentos menos saludables.

3) - Identifica tus buenos hábitos alimenticios.

Trabaja para reforzar los que ya tienes y añade nuevos hábitos saludables a la lista. Haz uno o dos cambios a la vez. Con el tiempo, los pequeños cambios se suman a los grandes y te ayudan a alcanzar tus objetivos con poco esfuerzo.

Por ejemplo, si comes despacio y siempre disfrutas del desayuno, ya tienes dos grandes hábitos. Pero si el desayuno es a veces un donut o un pastel lleno de calorías, sustitúyelos por tostadas de trigo integral con leche baja en grasa para mejorar la calidad de tu desayuno.

No te centres en lo que has hecho mal. En lugar de preocuparte por el hecho de haber comido una barra de chocolate un día, piensa en los cinco días de esa misma semana en los que optaste por la fruta fresca. En el transcurso de una semana, comerás unas 21 comidas; no te preocupes si dos o tres de ellas son opciones menos saludables. Mira todas las opciones de pérdida de peso saludable que has hecho y asegúrate de que la suma de todas es buena.

4) - Establezca objetivos realistas y alcanzables.

Ya lo has oído antes: intenta perder peso poco a poco cada semana y no seas duro contigo mismo si fallas ocasionalmente. Planea hacer ejercicio tres o cuatro veces a la semana o incorpora rutinas de ejercicio en tu rutina diaria.

Si quieres reducir las grasas añadidas, sustituye la mantequilla por margarina vegetal y pon sólo un poco en un lado de tu sándwich. Reduce las calorías de forma moderada. Reduce el consumo de leche y natas, quita la piel al pollo, evita los fritos y los hidratos de carbono (pasta, pan y arroz) y come helados o yogures bajos en grasa. No hagas dietas rápidas y muy restrictivas porque no funcionan a largo plazo.

5) - Aumente su conciencia alimentaria para lograr la pérdida de peso.

Explora por qué comes, qué comes y cuándo comes. Identificar tus patrones de alimentación y los desencadenantes que te hacen comer en exceso (estrés, aburrimiento, un día duro en el trabajo o una discusión con tu pareja) es el primer paso para perder peso y mantenerte delgado.

Si vas a comer una magdalena cada tarde porque te sientes cansado, aburrido o inquieto, se convertirá en un hábito. Al cabo de un tiempo, estés o no cansado, tengas o no antojo de comer el pastel, te darán ganas de comerlo por el hábito adquirido.

Piensa si realmente tienes hambre y qué es lo que hace que a media tarde te apetezca comer un bocadillo innecesario.

Tómate un descanso, da un paseo, bebe un poco de agua y luego comprueba si realmente sigues queriendo ese snack; si lo sigues queriendo, olvídate del pastel y elige algo más sano. El picoteo es una comida superflua, a menudo una respuesta automática: intenta superarlo.

Tal vez comas porque estás aburrido o estresado, en cuyo caso busca formas más productivas de lidiar con esos desencadenantes que la comida que ingieres.

6) - Corta las adicciones que te hacen comer mal y en exceso.

suplemento para perder pesoEsta es quizás la parte más difícil de controlar. La mayoría de las personas consumen demasiadas calorías no porque tengan hambre, sino porque tienen una adicción a comer o porque comen como contramedida a emociones negativas como el estrés y la ansiedad.

Lo más probable es que necesites ayuda para superar estas adicciones. Una de las formas más fáciles de hacerlo es con la ayuda de suplementos que ayuden a reducir estas adicciones insanas, como el que hemos enumerado al final de esta página, que ayuda a controlar la alimentación por ansiedad y a controlar la adicción a las cosas dulces. Pruébalo.

No hay que avergonzarse de necesitar ayuda para superar adicciones que pueden estar ya incorporadas a tu conciencia alimentaria desde hace años. Un buen suplemento es la forma más fácil de superar ciertas adicciones sin mucho sufrimiento.

7) - Ten en cuenta las calorías ocultas en las bebidas.

El café que se toma con una cucharada de azúcar añade varias calorías innecesarias. Beber un refresco cuando se tiene sed, en lugar de optar por el agua, añadirá un montón de calorías ocultas, lo que te hará ganar peso sin tener conciencia de ello.

Muchas personas comen muy poco y de forma saludable, pero se quejan de que no consiguen perder peso. La mayoría se olvida de las innumerables calorías que ingiere en forma líquida a lo largo del día. La única bebida que no engorda es el agua, pero si no te gusta acompañar las comidas con agua, la más saludable es el vino tinto.

Las llamadas bebidas light (bajas en grasa) también contienen calorías y otras sustancias perjudiciales para la salud, y no deben incluirse en una dieta saludable.

8) - Caminar ayuda a perder peso fácilmente.

Para asegurarte de que caminas al menos 60 minutos al día, reconsidera tu trayecto de ida y vuelta al trabajo o cuando vas a la cafetería o cuando vas a la compras. No es necesario ir al gimnasio para perder peso. Obligarse a hacer parte del trayecto a casa desde el trabajo a pie en lugar de conducir el coche o de utilizar el autobús puede sustituir perfectamente el gimnasio.

Si vas al trabajo con tu coche, apárcalo lo más lejos posible de la entrada. Cuantos más pasos se den para ir y volver, mejor. Si tomas el transporte público, bájate una o dos paradas antes de tu destino y camina el resto del camino.

La mayoría de las personas que han perdido peso y han conseguido mantenerse delgadas dicen que caminan al menos una hora al día. Así que incorpora estos pasos a tu rutina diaria siempre que puedas.

9) - Piensa positivamente.

En lugar de centrarte en no comer y hacer dietas innecesarias, céntrate en las formas de comer alimentos más saludables. Por ejemplo, cambia un sándwich de queso tostado por una sopa de verduras. Utiliza aceite de oliva y vinagre para aliñar tus ensaladas en lugar de mayonesa o salsas ya preparadas, y prueba a añadir más verduras a tus platos de carne o guisos.

Comer muchos alimentos saludables deja menos espacio para los no saludables, y combinarlos con tus platos favoritos hará que no sientas que estás haciendo un gran sacrificio para perder peso y mantenerte delgado.

10) - Céntrate en los incentivos. ¿Por qué quieres perder peso?

Tal vez puedas controlar mejor una enfermedad como la hipertensión o la diabetes, o tendrás más energía para jugar con tus hijos o nietos. Tal vez sólo quieras mantener una forma física más atractiva para sentirte bien contigo mismo y ganar confianza. Tal vez quieras perder esa barriga que te hace parecer mal.

Anota tus razones para querer perder peso y revísalas regularmente. Serán el foco que te mantendrá en el camino y, por muy difícil que sea, no te dejará renunciar a poder perder peso y, lo que es más importante, a poder mantener ese peso y estar delgado.

Conclusión

Estos sencillos trucos te ayudarán a perder peso sin tener que pasar hambre ni hacer dietas locas que te dejen desmotivado y de mal humor todo el día. Y si ya has conseguido reducir el peso que tenías de más estos consejos te ayudarán a mantenerte en forma y que no vuelvas a recuperar el peso, como ocurre con las llamadas dietas rápidas.

Y no olvides que hay productos que pueden ayudarte a pasar todo este proceso sin hacer grandes esfuerzos. Prueba lo que indicamos en el código siguiente.

 
Artículos Relacionados